Pimientos fritos

Ingredientes:

Pimientos verdes

Aceite de oliva

Sal gorda

Elaboración:

Se parten los pimientos a la mitad, se le quitan las simientes, se lavan muy bien y se hacen trozos.

Se cubre de forma generosa la base de una sartén con aceite de oliva y, tal cual, en frío, se ponen los pimientos con un poco de sal gorda.

Se ponen al fuego y, cuando se empiezan a freír, se tapan y se dejan a fuego fuerte durante 3 o 4 minutos, moviéndolos de vez en cuando. En ese punto se baja el fuego al mínimo y se dejan hasta que tomen un bonito color, dejándolos otros 3 o 4 minutos y moviéndolos de nuevo.

Aunque sirven como acompañamiento de patatas y huevos, la mejor manera de comerlos es poniéndolos por encima de unos filetes empanados, la opción favorita de mis hijos.