Albóndigas en salsa

Ingredientes para 4 personas:

500 gr de carne de ternera picada fina

2 cebollas

2 zanahorias

2 dientes de ajo

1 huevo

Un trozo de miga de pan del día anterior

½ vaso de vino blanco

½ vaso de agua

Harina

Leche

Perejil

Pimienta molida

Cúrcuma

½ vaso de aceite de oliva

Sal

Elaboración:

En una fuente de cristal ponemos el huevo, los ajos y el perejil muy picaditos, un poco de sal y pimienta y lo batimos muy bien; después añadimos la carne, movemos el conjunto, lo tapamos y lo metemos en el frigorífico hasta la hora de cocinarlo. Es mejor aliñar la carne unas horas antes, porque así toma más el sabor.

En el momento de hacer las albóndigas, ponemos la miga de pan en una taza y la cubrimos de leche, la dejamos un ratito, la escurrimos con la mano y la añadimos a la fuente con la carne; lo movemos todo muy bien y, cogiendo porciones con una cuchara, vamos formando las albóndigas del tamaño que más nos guste.

Pelamos y troceamos las cebollas y las zanahorias; las reservamos.

Ponemos el aceite en una sartén a fuego medio y vamos friendo las albóndigas, de forma holgada para que podamos ir dándoles la vuelta. Ponemos un poco de harina en una taza, introducimos la albóndiga, cogemos la taza por el asa y la movemos, así se enharina la albóndiga y coge poca harina; siguiendo este proceso las vamos echando en la sartén.

Cuando están todas fritas, las ponemos en una cazuela de base ancha para que queden holgadas, y en el mismo aceite añadimos la cebolla, le damos unas vueltas y añadimos las zanahorias, lo rehogamos todo muy bien y le añadimos el vino y el agua. Lo ponemos a fuego fuerte y cuando comience a hervir bajamos a fuego mínimo y lo dejamos de 20 a 25 minutos, hasta que veamos que la zanahoria está muy tierna. Si vemos que se queda muy seco, le podemos añadir un chorrito de agua.

En ese punto pasamos la salsa por el pasasalsas, se la a las albóndigas y le ponemos un poco de cúrcuma y sal al gusto (con cuidado, porque ya pusimos sal al aliñar la carne).

Ponemos el guiso a fuego fuerte; cuando comience a hervir lo bajamos al mínimo y lo dejamos 15 minutos más. Ya sólo basta con moverlas de vez en cuando para que estén listas.